Miércoles 17 de enero de 2018

Noticias

Entregaron certificados a 31 carniceros que completaron el Programa Carnicerías Saludables



Se entregaron las obleas a aquellos carniceros que participaron del Programa Carnicerías Saludables, lanzado por la Dirección General de Control de la Industria Alimenticia de la Provincia de Córdoba. Fueron 31 los comerciantes de la ciudad que completaron el curso de un total de 60 que formaron parte del mismo. Estuvieron presentes el secretario de Salud municipal, Fernando Giacomino y la jefa del Departamento de Control Alimentario, Silvia Rufino.
“La Dirección de Alimentos de la provincia invitó a todos los municipios a participar del Programa Carnicerías Saludables, nosotros desde el municipio dijimos que sí y a partir de allí se hizo la convocatoria a los más de 200 carniceros que hay en San Francisco a formar parte primero de una charla de buenas prácticas dictada por la provincia y luego al programa”, contó la jefa del Departamento de Control Alimentario de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de San Francisco, Silvia Rufino. “El programa consiste, en una primera etapa, en una auditoría que hacemos desde el municipio al establecimiento y las aplicaciones correctivas, en caso de que sea necesario, como para poder entrar al programa. Una vez aprobada esa primera parte se hacía una evaluación de riesgo de acuerdo a los errores que había”, contó Rufino y agregó: “Luego hicimos la segunda parte, que fue el análisis de los POES (Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento) que ellos realizan en las máquinas de picar carne, en la superficie, en las manos de los operarios y, con los resultados adecuados, entregamos las obleas”.

“Fuimos el primer municipio de la provincia en llevar a cabo este programa, por lo que nos citaron desde la Dirección General de Control de la Industria Alimenticia de la Provincia junto a un carnicero de la ciudad que participó del programa para contar nuestra experiencia al resto de los municipios de la provincia”, destacó la jefa del Departamento de Control Alimentario. 

Vale remarcar que el mencionado programa tuvo una duración de dos años y “la idea es poder disminuir el tiempo de extensión, teniendo en cuenta que fue el primer programa y fue el piloto, pero a partir del ajuste de algunas pautas lo vamos a poder reducir”, añadió. “Invitamos a los carniceros que no formaron parte del programa y a los que lo abandonaron a que se sumen desde el próximo mes de marzo llamando a la Dirección de Control Alimentario al 439129/185 o al correo electrónico controlalimentario@sanfrancisco.gov.ar”, invitó Rufino.

Rufino aclaró que “si bien en San Francisco no se registraron caso de Síndrome Urémico Hemolítico, el objetivo fundamental del programa es que los carniceros disminuyan el riesgo de un alimento contaminado, que mejoren ciertas maneras de trabajar ya que al manipular alimentos se dan cambios con el paso del tiempo que tienen que ver con la elaboración de los productos, con aditivos nuevos o con otra forma de limpiar, por ejemplo”.
A partir de la entrega de las obleas a quienes completaron el programa estas pueden ser exhibidas en los respectivos establecimientos para que los vecinos sepan quienes son los que participaron del mismo, “pero esto no quiere decir que quienes no tengan esa oblea trabajen mal, es simplemente para demostrar que estuvieron en el programa. Esa oblea que entregamos no tiene vencimiento, pero si nosotros auditamos su carnicería y encontramos anormalidades en la planta, la oblea puede retirarse”, completó Rufino, quien a su vez calificó a la experiencia del Programa Carnicería Saludable como “sumamente positiva en cuanto a mi equipo de trabajo, tanto en la parte de inspección como la parte de laboratorio, y también en cuanto a la aceptación de los carniceros. Quiero aclarar que esto no era punitivo, sino que la idea era acompañar a los carniceros hasta que mejoraran la situación cuando se detectaba alguna anormalidad. Aprendimos mucho de ellos también a partir de su experiencia ya que esto fue un ida y vuelta entre lo público y lo privado, en lo cual perseguimos obtener alimentos sanos e inocuos, aptos para ser consumidos por los vecinos”, culminó la jefa de Control Alimentario municipal.  


Panaderías Saludables

También desde el mes de marzo, según contó Rufino, se lanzará el programa Panaderías Saludables, para el cual ya se está capacitando al personal desde el año pasado en el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN).

VOLVER AL INICIO
© 2018 - Municipalidad de la Ciudad de San Francisco - Todos los derechos reservados Diseño y Desarrollo Web Grupo Creartel